domingo, septiembre 18, 2016

Una nube miope,
escandalosa
gris, opaca
abombada
torpe,
incontrolable
que baja.

Nadie se inmuta,
en las casas
con patio y perro,
ni en las calles
recién pavimentadas
con bien común.

¿y la nube qué?
caída del cielo
cruzado,
se vuelve un ciclo
que cabe
en un camión
cisterna.

Aquí no se puede
tener voz propia.
Somos un charco
de agua con
aceite en arco iris.

¿Y yo qué?
que me baño
y me perfumo
para terminar
apestando
a cenicero.

Miro el reloj
pulsera
siete veces
antes de salir.

Me encomiendo
al exfoliante
para que la
frente no brille.

Alguien puede ser
más ególatra?

Desde la esquina
se sienten los
ruidos
de la obra
en la vieja vinería.

¡Plaffffffffffff!

Mampostería
que se desprende
con fuerza
y cae.
Como
algo aquí
que se rompe
y nadie lo dice.

Cuando te des
cuenta,
esto va a ser
el mismísimo
carajo.

Y no. No hay vuelta atrás.
Retirada de ventanilla, no se aceptan reclamos.






jueves, septiembre 08, 2016

Block de notas



En mi trabajo 
no puedo decir 
que odio a Dios.
Dios es mi jefe
roto en esquirlas. 
Cada partecida de Dios
 es un área administrativa diferente 

*

Septiembre es un mes
de sol y contradicciones
del orto

*

Ayer ayude a una piba
a hacerse un aborto.
7 semanas 
son iguales 
a un coagulo
del tamaño de una uva

*
Somos una pareja
estable porque:
Peleamos mucho
y garchamos poco.

*

Me pidieron que me pinte y me arregle 
para que? 
solo lo hago cuando quiero ponerla

*

Pensé en volver al PO,
después me acordé
qué toman birra caliente
y fuman paraguayo

*

Hay cuatro bondis,
ocho semáforos
y un par de esquinas
por delante.
En esta ciudad
se detiene el tiempo
por cualquier pavada
Y nadie se da cuenta.

*

La piba que me gusta
me dijo que estoy buena
lástima que sus hijas
juegan con las mías 

*

Me retaron 
por decir 
lo que pienso.
Mi vida se volvió 
una bola
de caca y contradicciones 

*
Dios no tiene labios
pero me tiene en blanco




domingo, septiembre 04, 2016

¿Es una crisis
algo negativo?
Negativo.
No. Ni a palos.

("Situación difícil de una persona o una cosa.
"estaba atravesando una profunda crisis personal")

Entonces 
se inventaron
para que los
clase media 
vayan a terapia.

De allí esa
sabia frase troska
que dice "que a la crisis
la pague el capitalismo"

Más corta la bocha,
imposible:
acá el problema
es cuando te vas,
que si/no/si/no
que diez minutos más
y soy un gato
que juega 
con el 
reflejo
de un espejo
en la pared.

Aflojá, quedate
hasta que encuentre
la posibilidad
de generar una discusión,
para decirte
cuánto me embola
tu boca cruzada,
y el aburrido 
monólogo 
hasta cualquier hora,
el vino,
el trago,
la petaca,
y tus manos
con vida propia
para tener la razón.

Meneo
el culo por 
la habitación,
estiro las piernas
como queriendo
ocupar el
espacio insulso
que dejás al pasar.

Histérico. ¡Ma qué crisis!

Estoy acá
toda para vos,
forro,
lindo,
burro,
turro.

Dormí tranqui
moviendo el aire
con esa seguridad,
certeza
y razón 
de que todo
todo
todo
absolutamente
toooodo 
intento de
poema,
versito,
cuentito
párrafo,
o conjunto
de palabras 
que yo escriba
están dominados
por las hormonas.


(Por eso me coges tan bien)

jueves, septiembre 01, 2016

Yo quisiera
viajar en
una nube voladora,
en silencio,
esta noche.
(Pero mañana
se trabaja)

Antes de dormir,
se desprenden.
unos ruidos
del techo
en mi departamento.

Un mono-bloc
horrible:
Persianas
con óxido
que golpean
y se encajan
en los ladrillos
e interrumpen
las siestas.

Si me voy,
¿dónde dejo
La sensación
de llanto
y ese olor indescriptible
a desamor
que hay al entrar?

ESTA
ES
MI
CASA:
Aquí es útero.
Aquí hago patria.
¡La patria es
el útero!

No me acostumbro
a las mañanas
sin el ipad.
Me vuelvo
agria,
algo en
mi caducó.

No entiendo
este tórax
dolido los martes
de cuerpo
zambullido
en el colectivo
lleno.

Me abrazo
a la idea
del blanco
y negro
en tu cabeza
habitada.

Me trago
el manojo
de llaves
en el instante
previo
a tu salida
de mi casa - mundo.

(las diagonales
de tu espalda
se describen 
en los paréntesis
del pasillo)

No me banco
el metalenguaje
cuando interrumpe
la vecina
que me cuida
en las noches
de espasmos
emocionales.

Soy inalámbrica
isla que
aquí
me aísla.

Basta
para todos
que en un rato
se trabaja
y vienen
los de EDESA
a cortar
la luz.



miércoles, agosto 31, 2016


La pasión fría
no nos derrite tanto
como el recuerdo.

Me dividen
tres centímetros
del hilo
silencioso
que cuelga
de tu pantalón.

Voy tirando,
soy ovillo
en tus
redondeces.

Como un
pez en el
agua
voy lamiendo
el vino seco
del costado
de tu boca.

Saboreo,
disfruto,
lengueteo
cada comisura,
cada choque,
cada burbuja.

Me arrincono,
al borde
de esta silla
te parasito
todo el tiempo.

En idas
y vueltas
voy,
me tropiezo,
no se controlar
mis impulsos.
No sé besar,
tampoco sé
como es querer
sin enfermarme.

Me balanceo
en eso que digo
busco y encuentro.

Extraño
esas superficies
tan suavecitas
en las mañanas lentas.

Después de
llenarnos
los vacíos
quedamos
con los cuerpos
lentos.

Es que cuesta
procesar
la nostalgia pesada,
al fondo de un vaso.




miércoles, agosto 10, 2016

Agosto
es el mes
del zonda,
que cuelga
de las nubes
tapando
el sol.

La sana
envidia
que le resta
velocidad
a la media 
mañana.

Como tu egoísmo
de no prestarme
el alma
para jugar
a entender
de dónde viene
este color.

Labio
inferior partido,
de amor
amorfo
gris,
estúpido 
y quieto.

Mucho polvo,
partículas de piel
que se esparcen
en la atmósfera
y se van.

Como yo
desbocada
que digo
lo que siento
y hago otra cosa.

Agosto 
es el mes
de los muertos,
son ellos
penando
que llegan
de cerros
distintos
y se asientan
sobre los hombros
y se quejan
del calor seco.

Agosto se creó
para que lloremos
en días distintos
la fragilidad
de las palabras.

Parece una parodia
no da ni para
falso carnaval,
entre vírgenes,
papel picado
y cascabeles.

Pretendo 
emborracharme
y distraerme
de saber
que cada día
es más difícil
vivir 
en este cuerpo
todo quebrado.

Por eso
agosto 
es un monstruo
que pasa lento
como 
punto medio,
un loop,
una pausa
que desespera
esta vuelta
a casa.






viernes, julio 08, 2016

La transmisión 
va de norte a sur,
así se determinó.

Aquí: Norte
kilómetros
Aquí: Sur,
kilómetros.
el Este
de calles
y avenidas

el Oeste
con puentes
árboles
plazas
esquinas
y semáforos en rojo
llenos de personas 
que esperan
un cambio
de punto cardinal.

En el medio, 
cosas de cemento
un reflejo en la vidriera,
de palabra muda
frases inconclusas
y escasos signos
de puntuación.

No se sobrevive
al lenguaje.
Aquí nadie sobrevive
al ir apurados,
a cruzar las calles
para encontrarse.
Elegimos 
ir siempre 
en la misma 
dirección.

El pavimento
arde bajo el sol,
a fuego corona,
aquí no hay
nadie intacto.

Las piernas
suben 
por el cordón 
de la vereda,
mientras
siento 
la mitad 
de mi cuerpo
abierta.

¿qué es 
lo que 
dejas
 al caminar?

Despacio,
teiquirisi,
si faltan 
tres horas
cuarenta y dos
minutos
para algo,
hagamos tiempo,
acumulemos
hojas
sintiendo
que robamos el otoño.

Dame 
un amuleto,
necesito 
un cachito
de suerte
porque entre tanto 
esperar,
cruzar la calle
y caminar
perdí mi rastro.