jueves, febrero 26, 2009

"Y la duda que flota en el aire, se transforme en silencio y mirada"*


Sabio es irse. Se abandona este intercambio agotador de pensamientos y posturas para dejar todo silencioso y vacío, se plumerean estantes y las galerías de recuerdos, nunca de mas, siempre lijeros de compromiso. Se caen los besos nunca dados del borde de una cama toda destendida, se barren, todo ha de quedar impecable, para que cuando entre alguien lo encuentre como si nunca nada hubiese pasado. Se arrugan las sonrisas y quedan traspapeladas en el bolsillo con los boletos del colectivo, esperando ser recicladas, en alguna nueva ocasión.
Se emprende un viaje cuesta arriba, y el dolor de espaldas ya es parte de esta lucha. Irse implica dejar de depender de esos hombros pretendidos (ni siquiera conseguidos), irse quiere decir amicharse con la soledad, con los pensamientos por las nubes volando tan alto y sabiendo que nunca van a llegar a ningún lado. Irse pasando sin pena ni gloria, sin cambiar nada de lugar, renegando bajito la lluvia de migrañas, las cegueras temporales y los ojos, que fueron desplazados por un llanto que tomó a los sueños por sorpresa, a borbotones, sistemático, calculador, sin previo aviso y sin ganas de anunciar una retirada.
Irse es en parte bajar los brazos, o alzarlos! mejor dicho, porque la resignación me asaltó enfierrada hasta los dientes en el momento donde mas vulnerable estaba, y me roba hasta las ganas de comer, y me deja vacía como las habitaciones que fuí cerrando, como las camas destendidas y los ánimos de patear el tablero que escondí bajo algún banco de la plaza donde siempre creo encontrarte.
Irse es evitar que pase lo peor, es preservar lo maravilloso que todo parece hasta que la curiosidad lo destruye, callarse las ganas de pedirte que te quedes, que me invites a algún lugar que me sorprendas de la manera mas indescifrable que encuentres, que nos choquemos como planetas.
Es un mal necesario, guardar este momento, antes que el tiempo que implique quedarnos lo erosione todo.

* El título es una frase de la Tía San, que tiró hace un ratito y me dejó tecleando...






8 comentarios:

Amarilla* dijo...

"No hay nadie en el espejo que me pueda responder
No hay nada en ningun lado y eso lo sabes muy bien
Por eso lo que amamos lo volvemos a perder."

sí. es mejor irse. irse y no mirar atrás con la convicción de que ese camino no se vuelve a recorrer. es más, vete, mientras aún te recuerden tal y como eras antes.

besosflaca.!♥

distraida* dijo...

La idea es irse sin dejar rastros. Vos acordate de mí, yo te regalo alguna de mis locuras para que te atormente bonito.

H.- dijo...

"Irse es morir un poco"

Pero mientras tengamos algo vivo aún nos quedan posibilidades de renacer.

ladilla dijo...

q bueno q volvio doña flor. se la extrañaba!!! por ahi tambien me dan ganas de hacer una limpieza, pero para luego cerrar la puerta para q nadie mas entre

besos!

distraida* dijo...

H: Irse es morir, entonces soy inmortal ? Oh shit...

Ladilla ?: Que los pisos brillen como si 100 lustradoras hubiesn obrado en ellos, vas a ver que lindo que es relejarse (?)

Elianita. dijo...

Concuerdo con vos...irse en realidad es alzar los brazos,siempre que intento irme me nubla la vista la tristeza, la nostalgia que ya presiento pero tambien me la nubla unas ganas infinitas de empezar a vivir el futuro,de empezar a levantar polvo con mis pasos.Besos.

PE dijo...

Como importante es saber estar en el lugar indicado, lo es también saber dar un paso al costado.

Besos niña!

PE

distraida* dijo...

Elianita: Polvillo molesto, y pica en los ojos

PE:Aveces uno vuelca contra la banquina, no quiero sonar metafórica, pero aveces uno se accidenta, y feo.