lunes, noviembre 12, 2012


Te pediría que no vuelvas más. Que te vayas, que te pierdas en tu indiferencia. Gustosa te estoy gritando "¡andate por donde viniste que no me importa que te pierdas!"

Me herviste la piel hasta sacarle ampollas, 
me quebraste los dedos, 
me clavaste alfileres debajo de las uñas, 
me arrancaste los pelos, 
me metiste la punta de tu lengua en el oído y la sacudiste como si lamieras un cucurucho,
me dejaste sola caminando entre las piedras, 
me hiciste el amor como a un  perro, 
me vestiste de ninguneadas y de proyectos basureados, 
me pintaste en la nuca un número de serie y me volviste una más.

Ahora te toca a vos, enfrentarte a lo peor de mí, al efecto inverso de mi compañía, a las mas de mil penas que te rodean y tapas con ruidos y manteles a la hora de almorzar... A ver si te dan ganas de tragarte todo esto con un nudo en la garganta.

[Y ya era hora]

3 comentarios:

Federico Mesón dijo...

Excelso!!!

Federico Mesón dijo...

Excelso!

Pablix Pebablds dijo...

La venganza será terrible!