domingo, abril 20, 2014

Yerba mala nunca muere.



Esa sangre medio boba que no se cura más, pareciera hija de primos doble genética de mierda. Otra vez vuelve a latir el dolor y desde mañana todos los días durante quince días, tres veces al día doscientosveinticinco de liquido espeso subcutaneo con una aguja que si la pinchas mal se quiebra y hay que correr a buscar una pinza de depilar para poder sacarla.
"Mamita, pero a vos no hay un que dios te bendiga que te venga bien" Dios es deprimente, como las charlas de lunes en la oficina.
Yegua, que se te inflame todo en las venas, criatura de mierda, los nervios duelen hasta querer llorar. Entonces el pan calentito de la mañana pasa a ser un infierno, la ducha antes de salir se siente como si te hirvieran en un caldo, el peso de un hombre es el de un elefante, los minutos en la parada del colectivo no pasan, los perros de la noche ladran en polifónico y el frío va a ser polar como revivir ese vuelo famoso que aterrizó en Malvinas.
Que alguien nos prive del derecho a pensar porque las resacas son un knoc out a la moral, hay que emborracharse porque no hay opción, aunque durante días seamos entes evasores hasta el momento librado al azar donde te digan "alta definitiva" no más pasillos de hospital por ahora, pero siempre es "vuelva en 60 días".
Se hace lo que se puede, se aspira a una clase de perfección que solo una sabe donde detener, ¿Por que no venden médulas nuevas en el Frigorífico Bermejo? Y unos riñones para que no duelan más los que se llevan puestos? Si todo fuese tan fácil no habría que darle tanta batalla. Aunque una esté criada como guerrera, con ese instinto ninja al pedo. Nada sirve y la recompensa se pierde con la inflación.
Que cagada que me parieran como yerba mala, ahora me quiero matar, todo es guita, guita y más guita. Y una despotricando, insoportable en el medio del desorden.

5 comentarios:

Diego Maita dijo...

Ay florcita! Creo, después de aprenderte un poquito, que me aproximo un poco a eso que por reflejo se dice: "te entiendo". Pero claro, no te entiendo, porque no lo vivo, no lo paso, ni siquiera lo veo.
Tampoco intenta ser un mimo o un cariño. Sos arisca, lo sabemos.
Sólo esto que sirva de constancia, casi policial, que somos varios los que te hacemos el aguante, aunque sea "moral" o simbólico.
Que la fuerza te acompañe... (en inglés la frase, como el rock mismo, es más potente)

Goia Bustamante dijo...

♥ Arisca y todo a ud lo tengo presente. Gracias.

Anónimo dijo...

avanti pebeta! aqui estamos tus fans. (por ahora solamente en internet, pronto via endovenosa también)

(fan del blog)

Goia Bustamante dijo...

RanchiTOP para el fan (pensaste en un cheto para mi país?)

Anónimo dijo...

... si no te mata te fortalece ...