viernes, junio 23, 2006

Distraerte

Soy yo al frente mío y me quiero distraer fingiendo que estoy (bien). Que las paredes son paredes y no algo que me retiene y no me deja explotar, que lo que me contiene es solo piel y que dentro mío no hay huracanes, son llantos que fuí acumulando cuando me creí fuerte.
Pero cuando salga a la esquina y vea las avenidas, voy a tener espacio suficiente para dejar de ser yo la que está al frente mío, y ceder ante mi propio desastre natural.

Si me pongo a pensar en todo lo que dejé de hacer y todo lo que hice mal, ahorcaría mi reflejo con sus propias manos. Y es inevitable tener el tiempo para no pensar, es inevitable dejar de pensar y de pensarte. Pero soy solo mi reflejo y te distraigo (me distraigo) solamente para no hacerte llorar. Inquietante es ver a mi propio yo salir caminando por la puerta de la habitación (esta que me está reteniendo) llegar a las avenidas y desarmarme ahí, causando una catástrofe que saldría por todos los canales de la Tv local. Pero yo soy solo una víctima de mis pensamientos y me sigo mirando, mirandote (nos) con resignación.

1 comentario:

flörk dijo...

hermanita te invado por aca tmb :D

me encanta lo que escribis, logro identificarme!


un besoton