martes, noviembre 04, 2008


Hace días que lloro con ganas de secarme, hace días que los cigarrillos volvieron a empantanarme los pulmones, y el habito de comer dejo de estar. Hace días que quiero arrancarme la cabeza a la hora de dormir para dejarla encendida en la mesa de luz, que la ropa no me importa, que las ojeras se agrandan, que el pelo se cae, y los dientes se vuelven mas y mas amarillos, que no me depilo ni me limo y pinto las uñas. Que no me importa el desconsuelo, porque es costumbre, que no miro ojos, o bocas. Que el pulso se vuelve porquería y el piso es lo mas alto que puedo llegar a ver, que no hay pintura que me arregle esta cara, ni libro, ni apunte que me apasione, o reloj que me haga saltar de la cama con ganas de ser yo, soy una inútil arrastrando las patitas por el mini pasillito y prendiendo la computadora, y trabajando y detestando el trabajo, y queriendo salir corriendo y dando manotazos de ahogada, buscando a quién querer, cambiando los colores, relajando las rodillas, debilitandome.
Hace días que ando con ganas de apagarme de una buena vez...

11 comentarios:

Rocko Onno dijo...

yo te presto una cargador con pilas recargables al sol, queres flor?
pero no te apagues...ya pasara...
el duelo, malditp y bendito duelo...
prometo que pasara
besotes flor, besotes cuasi iluminados

distraida* dijo...

Prestame un pañuelo de esos que aguantan y abrazan Ro.

...yo... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
...yo... dijo...

ESPERA!!! no te apagues, algo debe haber que te haga cargarte energias para seguir...

despues de lo malo algo bueno ah de venir(eso decia mi abuelita)

el sicu dijo...

WAW. K POST

Amarilla* dijo...

he.iii!!! ya te agregue en msngr!

h.- dijo...

Bueno... Llega un momento en que te queda un solo camino y lo tenés que tomar porque es mejor eso que la quietud aplastante de permanecer en el mismo lugar, ligada a un único momento que tratás de perpetuar eternamente como imponiendote un castigo.
Llega un momento en que todos los carteles apuntan hacia un solo lugar y todos los dedos te señalan la única salida posible. Llega un momento en que estás tan abajo que lo único que queda es ir hacia arriba. Y eso es muy bueno. Te lo digo por experiencia.
Animo flaquita. La vida se abre paso aún en los peores entornos y siempre encuentra la manera de sorprenderte.
Un abrazo fuerte.

Ary dijo...

Momento ideal para saltar bien alto!

rock&roll queen dijo...

Amiga, avisame cuando estes en casa... voy te llevo unos chocolates conversamos tonteras...

te quiero mucho, de verdad

morizze dijo...

hay momentos en los que uno no desearía ser mucho mas que una mosca, un gusano, o una papa podrida. si, dejate tener esos momentos, nunca apagarse, porque apagarse es para los debiles, y por lo poco-mucho que te conozco, no pareces una mina debil.

ademas entiendo esto como pura literatura, odio cuando yo escribo algo y me dan consejos de vida, o cosas así... entonces el texto me gusto, me imagine la cabeza encendida, la ropa tirada, todo el maquillaje al pedo, todo. hablando del texto... me gusto mucho.

sera porque usted tiene buen ritmo al escribir.


besos

Afrodita dijo...

A, esos días....
Yo ando en ellos
Yo ya no quiero nada
días de no creer
días de no querer
días de dejar pasar
sin nada mas
días que se van y se escapan
dejando a veces hasta alguna carcajada