martes, febrero 25, 2014

El genio y yo.




-          Curamos la resaca, pagámos los útiles y vemos.
-          Fueron a buscar a Medina?
-          Estaba en la cama, igual dimos vueltas con el gordo y una cerveza.
-          Horrible.
-          Nah,  el amor no correspondido es horrible, un monstruo.
-          Como un violador que se te mete.
-          Vos no sentís amor Pancho. ¿Qué decís?
-          Claro que no, porque ese es el verdadero amor. El que tiene una barrera que sabes que no puede tener cabida en el mundo real. Lo otro, el amor de novios y permitido es éter. Acaso vos no amaste y te mandaron a la mierda?
-          Si, es cierto.
-          Claro, el amado se siente ofendido, pero... ¿y uno, qué?
-          El otro se siente rechazado, reducido, poco importante. Me pasa, me pasa todos los días, y hasta escribo cursilerías para el blog.
-          E incomprendido, qué más quisiera esa persona que no amar.
-          Una paja, sería el permitido justo de esa relación enfermiza.
-          Y  el amor no es eso?
-          Supongo...
-          Para mí el amor, es una cosa que te imponen como el habito de comer. Te educan diciendo, "Vos tenes que amar". Anoche, hablaba con el Peroncho de eso que es el menos indicado, se auto proclama insensible. 
-           O nos lo imponemos.
-          La gente busca "amar". Y al final se termina acoplando a los modelos impuestos, no? Después, perdes la libertad. Y sos un sorete, no sos mas vos.
-          Sí, porque hasta el más hijo de puta desea el amor mundial, porque al final, parece que nos comimos el cuento de que somos seres que viven en sociedad.
-          El tema es que sucede, como inevitable, no?
-          Pero, ¿por qué? si al final, el amor es sinónimo de condición, te limita, te anula, te vuelve opa.
-          Estas mucho tiempo con una persona, entonces debe ser que la amas, porque nadie definió que puede ser otra cosa, otra cosa que ni siquiera le dimos nombre.
-          Es una cosa que se mide con el tiempo?
-          Lamentablemente sí, porque nos regimos por eso, vivimos tantos años, nacemos en tal fecha, nuestros días duran 24 horas. Lo hacemos porque no sabemos otra forma, y nos da paja pensarlo. Yo tenía una relación con una mogólica, creo que te conté.
-          No me acuerdo.
-          Una mina que se olvidaba de las cosas y siempre durante ese tiempo me pregunté qué era eso, aparte de estar más buena que el pollo con frita ¿porque tenía que soportar a una mina que se olvidaba de todo? No podía, digamos, cogerla y listo, porque trataba que alguna vez recuperara algo de memoria, al final, se terminó olvidando de todo, esa mina no tenía la capacidad de sentir un sentimiento. Es lo mismo que el amor a los padres, no lo entiendo, menos el amor a los hermanos.
-           O a los hijos, es algo más complicado aún de vivir, muchas veces pasa por cuidar a los hijos, pero dejar de que se golpeen, que vivan y sufran. Se de muchos que piensan que amar es llevar al hijo al shopping. Eso también, pensaba anoche, ¿Cómo carajo "amas" a una cría?
-          Bueno, a los hijos pongámosle que es un amor a sí mismo, porque son un extensión. ¿viste que uno nunca piensa en la muerte?
-          Yo se que si se muere un hijo, preferiría morirme yo. Evitaría ese momento. Aunque también se, que es algo que puede pasar.
-          Claro.
-          No podría cargar con eso.
-          Pero se puede, creo que nadie se atreve a pensarlo así.
-           A duras penas me hago cargo de mí.
-          Como dijiste, estamos condicionados por el amor, de sentirlo, de demostrarlo, de sufrirlo.
-          Claro, pero hay casos, en el que uno sale de eso. Yo se que quiero, mucho a las personas que me rodean, pero no se si podría adaptarme a un amor, de nuevo.
-          Eso no se discute.
-          Claro, es la respuesta: no debes amarme porque yo no sé amar o no quiero amar.
-          Tengo un problema con eso. Me enamoro de personas imposibles, que están desposeídas de esa capacidad. No saben o no quieren amar. O ya lo hicieron, y vieron que su zona de confort no era por ahí, tendría que resignarme, es como madurar.
-          En las reuniones familiares, me dicen "¿Cuándo te vas a casar? Respondo; Nunca, no me casaría nunca. Hay cosas, que uno tiene que vivirlas solo/a. Estados y situaciones que no estoy dispuesta a compartir, mi mundo es tan propio que cualquier agente externo me saca de la casilla.
-           Fui a un casamiento el viernes, me cuesta entender que todavía se haga eso. Es un chica joven, digamos 23 años… qué les pasa? Bueno, está bien... casate! pero es necesario todo ese desgastante ritual. Una semana antes la mina pasó por casa, y contaba que había tenido un ataque de ansiedad por la boda.
-         ¿Es la amiga de tu mujer? Amor común, imposición.
-          Sí. Después, la fiesta ¿todo hay que cumplirlo? desde el vestido, las fotos, los souvenir, la liga... A veces creo que no avanzamos nada.
-          Eso, está impuesto. A mí, me querían casar, porque estaba embarazada!!! Obvio, no me casé, mi abuela no me puede mirar a los ojos, por no cumplir con los mandatos de la iglesia.
-          Tu abuela quería joda, canilla libre de fernet.
-          Quería tener que comentar lo linda que estaba su nieta con el bombo inflado que todavía no se le veía, entonces se podían dibujar las fechas.Por ahí, la piba era prematura, anda a saber. En fin, todo te imponen, y es horrible, lugares comunes, sentimientos mediocres, odio real.
-          Yo me casaría por civil, es más lo hablamos, porque es un garrón.
-          Vos te casarías, pero por la casita del IPV.
-          La burocracia, claro, para todo.
-          Tenes ciertos beneficios. Pero a cambio de eso, te podes volver loco, y podes perder la libertad, por eso, solamente alguien con tu cinismo o una persona común “bien influenciada” pueden llegar a tomar esas decisiones.
-          Desde el IPV hasta la obra social, es como sacar el carnet de conducir, sabes las reglas.
-          Pero el carnet no te impide que pises el auto a 120, aparte, también está la ley de divorcio.
-          Que me parece que tiene que ser algo simple y rápido, también es más para proteger a la otra persona de la hijaputez de uno mismo, es más creo que lo voy a hacer en las vacaciones. También tengo que ir al odontólogo y arreglar una cuenta en el banco.
-          O sea, casarte es como ir al proctólogo. Bueno, eso es algo que admiro de vos. Como planteas esos conceptos. Me casé, tengo un pibe. ahora no me rompan las pelotas. Se complica, pero seguís siendo vos. Tenes que tener un chip, yo no podría convivir con alguien a quién teóricamente amo.
-          Acaso el casamiento no es eso? al final es lo mismo que un banco, al final del tramite te dicen: firme aquí y aquí, y aclare abajo.
-          Vos sabes que el día que te cases, para todos tus amigos va a ser un dolor de huevos? e incluyo, sería como perderte otro año.
-          Por eso ni pienso decirlo, es algo entre dos personas, y como te digo, es coherencia. Porque si vemos las noticias decimos “qué hijo de puta no le pasa los alimentos”. Pará, ¿vos te blindaste contra eso? bueno, pongo legalmente mi compromiso a pasar la cuota alimentaria sin chillar, y sin trámites. Aparte tengo las bolas infladas de buscar siempre dos testigos para un certificado.
-          Puedo ser testigo? Y emborracharme ?
-          Nadie se emborracha después de salir del banco, o de hacer un trámite.
-          Sos un hijo de puta. Estoy como mi abuela, quiero canilla libre de fernet, y hacer lluvia de vómito con Españita.
-          Eso es darle el sentido, ves, te condiciona la tradición.
-          Me cagaste.
-          Me voy.
-          Dale, chau


4 comentarios:

visible dijo...

Ah no... ¿también sos bloggera?

visible dijo...

Ah no... ¿también sos bloggera?

visible dijo...

Ah no... ¿también sos bloggera?

Florencia Bustamante dijo...

No se quién sos...