jueves, junio 19, 2014

Tragar saliva es un acto reflejo.
Que me roben la batería del auto también, y todo culpa de llevar a mi hija a la psicopedagoga. En realidad es culpa mía, acabo de pegarle una piña jugando a aflojarle los dientes y por cosas como esta no es una niña madura.
No tendría que manejar, se me abre la puerta del auto siempre que doblo a la izquierda, no tendría  que tener hijos, les pego jugando con fuerza.
Un chico del penal de Villa las Rosas me mandó un poema lleno de errores de ortografía por mensaje de texto, sonreí. Uno de estos días voy a  salir en bombacha a pegarle a la gente, sobre todo a los de la acción católica que cantan bajo mi balcón los domingos a la mañana, también uso zapatos de zuela dura a la madrugada para molestar al vecino de abajo porque el de arriba me molesta a mí corriendo muebles y garchando todas las noches, creo que es pura envidia. La próxima vez me voy a mudar a una planta alta.
Quiero tener la cabeza de un oso panda, o un sombrero y quiero viajar a bolivia el mes que viene, no se si voy a volver por ahí lo mejor para todos es que me disfrace de chola y venda chicharrón en bolsa y que las mujeres de los padres de mis hijas las críen porque seguro son mejores personas que yo, por algo tienen trabajos decentes y se visten lindo.
Yo sirvo para hablar con los presos y para ser jefa de redacción mientras dure el mundial de fútbol. Voy a donar mis óvulos así las mujeres tienen hijos de mierda como yo y me siento menos sola en un par de años, los voy a reconocer por la calle, van a ser feos como yo.
El martes que viene te voy a besar de nuevo, me gusta el ruido de tus dientes cuando se chocan con los míos.

4 comentarios:

Chapeti dijo...

Hacele una jaula a la batería! No hay otra... son unos culiao...

En un ratito la sueldan...

Goia Bustamante dijo...

Tenía Jaula Chapeeee!!!

fer salas dijo...

sos hermosa!

Florencia Bustamante dijo...

Fer! Gracias!!!!